VISION FISICA DEL MUNDO

Podría suponerse que el conocimiento científico se adquiere mediante la observación; sin embargo, debe tomarse en cuenta otras consideraciones que influyen en la manera de interpretar lo que se ve.
Un aspecto muy importante en el estudio de la física se relaciona precisamente con la observación. Dos o más personas que observan el mismo objeto o fenómeno desde el mismo lugar y en las mismas condiciones no siempre interpretan de igual forma lo que observan, aun cuando las imágenes que perciben sean prácticamente iguales.
Cuando una persona observa un fenómeno, los resultados de su observación pueden estar influidos por su experiencia y conocimientos previos. Por ejemplo, si sumergimos una cuchara en un vaso con agua, una persona puede decir que observa un vaso con agua y una cuchara dentro, y su respuesta es correcta; pero posiblemente otra gente observe la misma figura y diga: "Yo veo un vaso con agua y una cuchara dentro, pero además observo el fenómeno de refracción", y su respuesta también sería correcta. Se dio cuenta de la refracción porque de antemano sabía que los rayos de luz se desvían cuando atraviesan un cuerpo transparente (en este caso el aire, el agua y el vidrio del vaso).

Una característica importante de la ciencia actual es su desarrollo a partir de la experimentación. Esto puede constatarse con el ejemplo anterior sobre el fenómeno de la refracción. Los estudios acerca de la naturaleza y el comportamiento de la luz se realizan de forma controlada, por medio de experimentos de laboratorio y modificando las circunstancias en que se llevan a cabo.
Es decir, se utilizan rayos de luz de diferentes colores; espejos y lentes de distintas formas; también se hacen mediciones y se registran todos los datos hasta encontrar los que se relacionan entre sí y que permiten hacer generalizaciones, a partir de las cuales se explica y predice el comportamiento de la luz.
Con base en esas regularidades es posible explicar otros fenómenos que parecen ser diferentes, por ejemplo, la formación de un arco iris, su forma, su disposición, sus colores y las condiciones que deben conjuntarse para que éste se forme.
Otra característica de la física es el hecho de que, casi siempre, sus generalizaciones pueden representarse mediante expresiones matemáticas. Si retomamos el ejemplo de la refracción, el fenómeno se expresa mediante una ecuación matemática a partir de la cual es posible calcular con precisión la desviación de un rayo de luz.
Sin embargo, no debemos considerar a la ciencia como un procedimiento infalible que conduce a un éxito tras otro. Un conocimiento científico se obtiene porque hay personas que estudian con una actitud positiva los problemas y fenómenos físicos y logran sacar provecho de sus conocimientos previos para relacionarlos con los nuevos. De esta manera ofrecen una explicación más precisa del mundo en que vivimos.